miércoles, 29 de mayo de 2013

DescubreGalicia.com presenta ¿Cristobal Colon Gallego?

Los papeles de De La Riega «son de la época de Colón. Un informe oficial avala la base de la teoría del origen pontevedrés del descubridor. Seis de los documentos que sirvieron a Celso García de la Riega para avalar la teoría del origen pontevedrés de Colón en 1898, y que en su momento fueron refutados porque el investigador había repasado por encima el texto con otra tinta, han pasado ahora un riguroso análisis en el departamento bibliográfico y documental del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), tras la petición de la Asociación Cristóbal Colón Gallego. Y su jefa de servicio, Carmen Hidalgo, estuvo ayer en Pontevedra para presentar resultados de este exhaustivo examen.


video



En este reportaje de DescubreGalicia.com podéis ver a algunos de los defensores de la tesis gallega como son el bisnieto de García de la Riega -Guillermo García de la Riega-, el investigador Rodrigo Cota, el presidente de la asociación promotora del acto Eduardo Esteban, el catedrático de Lingua Galega en la Universidad de Vigo Martinho Montero Santalha, o la destacada presencia del Expresidente de la Xunta, D. Xerardo Fernández Albor, gran defensor del Colón gallego, y que nada menos que a sus 97 años de edad se desplazó hasta Pontevedra para asistir a esta exposición pública por parte de María del Carmen Hidalgo, Jefa del Servicio de Patrimonio documental del Instituto del Patrimonio Cultural de España, a raíz de la investigación promovida por la asociación "Celso García de la Riega - Colón gallego" para comprobar si en los documentos (que habían sido retocados) coincidían las tintas superpuestas con las originales. 


video

Y es que, efectivamente, se ha podido comprobar que no había intención dolosa en tal acto, pues coincidian las tintas, lo que demuestra que García de la Riega no trató de engañar a nadie, y que como sabemos, esos escasos documentos (seis) fueron retocados en imprenta porque no se podían hacer bien los fotolitos en 1914 dado que no se apreciaban suficientemente para incluirlos en el libro de García de la Riega "Colón español". Por esa razón fueron reavivados... Un gran error que pagaríamos los gallegos con la imputación a García de la Riega de falsificar los documentos... Hoy le debemos una rehabilitación en su memoria porque fue un gran historiador que descubrió el origen de Colón entre nosotros. Algún día las instituciones deberían hacerle este reconocimiento y desagravio público.
Debemos decir, además, que aparte de estos documentos retocados, o reavivados porque no se leían bien, existen una quincena más de ellos, de la misma época, es decir que están datados en el siglo XV, que no fueron reavivados porque se apreciaba bien el apellido "de Colón" (como lo empleaba también el Almirante), y estos no fueron nunca cuestionados ni siquiera por la academia de la Historia que tachó de falsario a García de la Riega. Esos otros documentos siguen limpios, originales, delatando que en Pontevedra existían en el siglo XV una familia de mareantes llamados "de Colón"... Algo que ninguna otra tesis posee y que a principios del siglo XX hizo caer a la tesis genovesa, siendo en todo el mundo conocido que Colón era de Poio. Os recomiendo leer a fondo el "museo virtual" de Fernando Alonso Conchouso "www.cristobal-colon.com" y "www.cristobal-colon.org"
Pero este descubrimiento de García de la Riega en 1898, antes de la tesis catalana (que creció a expensas del hundimiento de la gallega), perturbó los intereses de algunos (Génova), que aprovecharon este desliz de imprenta y también su fallecimiento unas semanas después de imprimirse su libro, para hacer gestiones partidistas, y buscaron apoyos entre los contrarios a De la Riega para difamarlo y acusarlo de falsificar los únicos documentos oficiales que existían -y existen- en el mundo que mencionan a una  familia Colón.
No nos vamos a extender aquí ahora del resto de los argumentos que el lector hallará en este blog y otras web haciendo una búsqueda sobre "Colón gallego", pero baste decir que hay muchas pruebas históricas que encontrará en los sitios citados, y que mas pronto que tarde se sabrá de nuevo en todo el mundo el verdadero origen del gallego Cristóbal Colón. O para tener más datos, os remito a mi libro "La clave de Cristóbal Colón. El noble gallego que descubrió América".

Carlos de Vilanova





viernes, 24 de mayo de 2013

De la Riega no fue un falsificador. Demostrado. En imprenta se retocaron algunos pocos documentos que no se veían bien para su libro (1914), pero todos son auténticos y contienen el apellido " de Colón" y además existen también mas de una docena que no fueron reavivados porque se veían bien -y eran aptos para imprenta-, los cuales también lo contienen. Se demuestra así la veracidad de la tesis gallega de Colón que algunos trataron de devaluar acusando a su promotor -después de muerto- de haber falsificado los documentos..

MARÍA DEL CARMEN HIDALGO - Jefa del servicio de Patrimonio Documental del Instituto del Patrimonio Cultural de España

´Los documentos de De la Riega son de la época de Colón y en ellos aparece la familia De Colón´

Una investigación arroja nuevas pistas sobre el origen pontevedrés del navegante

24.05.2013 | 09:11
María del Carmen Hidalgo presentó ayer el resultado de sus investigaciones el Sexto Edificio. //R.Vázquez
María del Carmen Hidalgo presentó ayer el resultado de sus investigaciones el Sexto Edificio. //R.Vázquez



En 1898 Celso García de la Riega pronunció una conferencia en la Sociedad Geográfica de Madrid en la que argumentó el origen pontevedrés de Cristóbal Colón. Para defender esta teoría utilizó documentos en los que "avivó" los textos, remarcando algunas letras etc, algo que motivó que lo tachasen de falsario. Un siglo después la Asociación Cristóbal Colón Gallego solicitó a la jefa del servicio de Conservación y Restauración de Patrimonio Bibliográfico, Documental y Obra Gráfica del Instituto del Patrimonio Cultural de España que analizase estos papeles, las grafías antes y después de los retoques, la composición del papel etc. La experta presentó ayer la conclusiones de su estudio en una conferencia celebrada en el Sexto Edificio del Museo.

-La primera pregunta resulta obligada: ¿qué resultado arrojan sus investigaciones?

-Nosotros somos un centro de investigación, hemos hecho una investigación de la materia, en principio los documentos que tenemos, que son los pertenecientes a la familia De la Riega, son de la época de Colón, el papel está hecho a mano, es un papel con filigrana de fabricación centroeuropea, que es algo muy habitual en este periodo, y hemos podido observar, lo primero, que no hay raspaduras, de modo que no se ha intentado raspar para modificar el texto. Otra característica es que todos están reescritos encima, con una tinta que es más densa que la de abajo, con lo cual es difícil observar la tinta de abajo. Las tintas para escribir son muy líquidas, no como ocurre con una tinta de impresión o una pintura, y al ser tan líquida es difícil ver la estratigrafía porque la tinta penetra en unos sitios más que en otros.
-Es decir, que resulta complejo ver qué es lo que estaba escrito originalmente.
-Si, o qué está encima y qué está debajo, y además las que se han puesto encima son mucho más densas que la de abajo y eso dificulta ver la de abajo.
-¿Cuántos documentos han analizado en total?
-No todos son coetáneos a Colón, algunos son posteriores, pero en todos aparece la familia Colón y en total hemos investigado seis, todos en papel y en los que aparecen referencias a la familia... Hay más documentos pero nosotros hemos estudiado solo los que nos ha proporcionado la Asociación Cristóbal Colón Galego.
-Todos los textos están retocados...
-Indudablemente, y nadie esta afirmación la ha puesto en duda, el problema es si se ha modificado lo que está debajo, y en eso se han centrado nuestros estudios. Nosotros apreciamos, como ya he dicho, que no hay intención dolosa en querer raspar algo y modificarlo y al retocar por encima, al repasar con otra tinta, a veces hay letras un poco desdibujadas por el escribano primitivo y que García de la Riega a lo mejor las ha completado. Por ejemplo tenemos una "O" muy abierta y él la ha cerrado, es una de las principales críticas que tenemos a su forma de actuar. En el Instituto del Patrimonio Cultural de España hay un potente laboratorio de conservación y restauración y, previo a ello, de investigación, es muy cuidadoso con que no se dañe el documento, con lo cual todos los estudios que hemos hecho son sin alterar para nada en ningún momento el documento, son estudios no destructivos.
-¿Contaron con la colaboración de la policía científica para analizar los documentos?
-Ante esta falta de resultados muy llamativos entramos en contacto con la Policía científica, que tiene un laboratorio de criminalística y pedimos permiso tanto a la Asociación Colón Galego como a la Policía científica, porque ellos tiene unos sistemas quizás más espectaculares que utilizan para detectar documentos falsos, billetes falsos, a veces testamentos en los que aparecen pequeñas modificaciones. Nuestros técnicos fueron con la documentación y un restaurador hizo de correo, los levamos, allí estuvimos viendo esto y los resultados son mucho más llamativos, se ve lo mismo pero se ve mucho mejor. Y también para salvaguardar, porque realmente según tengo entendido los documentos en los que aparece la familia De Colon son más, hay estudiosos que han encontrado más, así que lo hemos intentado es salvaguardar un poco la memoria de De la Riega, ver que no era su interés falsificar documentos sino avivar las tintas. Para ello aportamos también una serie de recetarios que había en ese momento, porque entonces no era tan extraño poder reavivar algún documento con unas recetas, realmente De la Riega no es que reavive, porque son como películas que él repasa, él repasa el texto. Y aquí queda nuestra investigación, realmente nosotros solo podemos aportar cuando se estudia materialmente un documento es que no es falso, no que sea cierto. Es decir, lo que podemos decir de los documentos de De la Riega es que son de la época de Colón y en ellos aparece la familia De Colón.
-¿No aparece Colón sino De Colón?
-Si, aparece la familia De Colón, porque realmente en las capitulaciones que los Reyes Católicos le otorgan a Colón no aparece ese apellido sino De Colón.


jueves, 16 de mayo de 2013

Hasta en la Corte de Castilla le llaman Pedro Colón!


Lucio Marineo Sículo, era el confesor de Isabel la Católica. Una prueba más de que en la corte castellana se conocía muy bien al conde de Camiña, Pedro Madruga, es que hasta este confesor de la reina le llama Pedro Colón en su obra De laudibus Hispaniae Libri VII, publicada en Burgos en 1496, primera versión de la posterior De rebus Hispaniae memorabilibus Libri XXV (Alcalá, 1530). 

En la  imagen superior tenéis el original de 1530, en latín, y debajo una traducción posterior de un facsímil en castellano, donde menciona que "enviaron a Pedro Colón con treinta y cinco naos, que dicen carabelas, y con gran número de gnte a otras yslas mucho mayores que tienen minas de oro... "

Los historiadores dicen que es un error del autor, a pesar de que lo repite en el lateral del libro como referencia. Pero el error es de ellos, no de Marineo, que sabía muy bien quien era el Almirante: Pedro Madruga de Soutomaior.

A fin de cuentas, hoy en día no hay ninguna duda para el investigador serio que se acerca a este asunto con objetividad. Philippot ha descifrado la enigmática firma del descubridor que contiene las inciales del arbol genealógico de Pedro Madruga, pero estos apuntes sirven sólo para recordar las múltiples pruebas que han aparecido una vez que la clave de Colón está resuelta. Esa clave es Pedro Alvarez de Soutomaior, cuyo nombre de la infancia como bastardo era Cristóbal Pedro de Colón, que fue reconocido por su padre como Pedro Fernandez Eanes de Soutomaior y que al heredar de su hermano Alvaro el feudo de Soutomaior a los 37 años se conviritió en Pedro Alvarez de Soutomaior, mas conocido por Pedro Madruga, el noble mas importante del medievo en Galicia y fiel aliado de rey portugués.

Colón era galego!            Gracias por difundirlo!
Carlos de Vilanova

El bautizo de los indios de Colón

 Imagen de 2003 de la partida bautismal de los Indios de Colón en Guadalupe, Libro I de bautismos 29 Julio de 1496. 

Hacía tiempo que andaba detrás de los datos del bautizo de los indios de Colón. 
Sabía que habían venido con él en su primer viaje, al menos en la Pinta y que al desembarcar en Baiona (Pontevedra) algunos de ellos fueron enterrados al pie del Monte Real, donde se haya emplazado el parador actual de Baiona. Al menos es lo que había oído, entre la maraña de datos que rodean al almirante misterioso.
Colón, en cambio, se había dirigido desde las Azores en su primer viaje de vuelta, en el otro barco, la Niña, no hacia Galicia como sería lo lógico, sino hacia Lisboa, pero a través de la tormenta, y todo ello con el fin de no atracar en Baiona. ¿Por qué? ¿Por qué jugarse la vida y dar fe del descubrimiento en Lisboa, con el riesgo que ello entrañaba?
La tesis gallega lo tiene muy claro. Es la única. La villa de Baiona pertenecía a las antiguas posesiones de Pedro Madruga (alias Cristóbal colón), y él no podía parecer por allí pues podría ser fácilmente reconocido por sus antiguos vasallos, y dado que estaba oficialmente muerto -tras su acuerdo con los reyes católicos-, Colón no podía romper ese pacto, o perdería  todo lo acordado en las capitulaciones de Santa Fe. Ese acuerdo fue precisamente, lo que le obligó a navegar hacia Lisboa, en plena tormenta, donde atracó con el barco casi desguazado...

Colón llevaba ya indios en ese primer viaje de vuelta, como testimonio de primera mano de su descubrimiento, y tenía interés por convertirlos en traductores de sus futuros viajes, y se los mostraba a los reyes y nobles que acudían a recibirle tanto en Portugal como en España. 
Estos primeros indios -de los que poco se sabe- fueron supuestamente cristianizados en Barcelona, y brindados a los reyes católicos, tras el primer viaje. 
Sin embargo, a la vuelta de su segundo viaje, en Junio de 1496, Colón traería a dos indios más consigo para convertirlos en expertos traductores, y consta históricamente que los bautizó en el monasterio de Guadalupe, en Cáceres. Solía dárseles el nombre de su dueño, como sucedió tamibén en otros casos conocidos. Colón, durante el bautizo les impuso el nombre de Cristóbal y ¡Pedro! casualmente, los mismos nombres de Pedro Madruga y de su alter ego, Cristóbal Colón.

Debo dar las gracias al gran coloniano  José Vasques Lema que me puso sobre la pista del bautizo de los indios en la basílica de Guadalupe, Cáceres. Es un dato que llegó tarde a mi libro, pero aprovecho para mencionarlo aquí. Poco después de que Vasques Lema me avanzara en este asunto, viajé hasta allí para confirmarlo, y ví de paso que Guadalupe era uno de los monasterios más bonitos e impactantes de España, y que uno de los asuntos más relevantes era el del bautizo de los indígenas de Colón, donde incluso se conserva el acta de su bautismo que veis más arriba.
Dice así la web del Real Monasterio de Guadalupe:
"El almirante Cristóbal Colón estuvo muy ligado a los Reyes Católicos y por ello, tuvo presencia en Guadalupe en cuatro ocasiones con motivo de su empresa de la conquista de América: El 21 de abril de 1486; los días 5 y 6 de abril de 1486; en 1493 tras su logro del primer viaje, y en 1496 tras su segundo viaje trayendo consigo dos indios, Cristóbal y Pedro, que fueron bautizados en la pila que hoy se encuentra en la fuente de la plaza de Santa María."


Plaza de Guadalupe, con la pila bautismal de los indios a modo de fuente pública, y que sólo en este país iconoclasta se concibe que una joya arquitectónica como ésta, que debiera ser declarada bien de interés cultural, se halle emplazada en la fuente de la plaza pública. Para ir con google maps pica aquí: http://goo.gl/maps/gtx9C

Efectivamente, en el exterior de la basílica, en el centro de la plaza se halla la antigua pila bautismal que sirvió al acto, y muy cerca una representación en forma de lápida conmemorativa colocada no hace muchos años para recordar este hecho notable. El libro primero de bautismos[1] del Monasterio recoge este hecho diciendo así:
"Viernes XXIX deste mismo mes se baptizaron Xristoval e Pedro, criados del sennor almirante don Xristoval Colón. Fueron sus padrinos: de Xristoval, Antonio de Torres e Andrés Blasques. De Pedro fueron padrinos el sennor Coronel e sennor comendador Varela, e baptizolos Lorenço Fernández, capellán"
Resulta sumamente curioso, pero muy significativo, que hasta los indios que bautiza el descubridor lleven el mismo nombre de Colón y Madruga.


Era el  29 de Julio de 1496, viernes y los indios recién bautizados eran criados del Almirante D. Cristóbal Colón. Habitualmente se les solía imponer el nombre de su propietario, hecho que se produjo en más ocasiones con otros propietarios de indios, como ya hemos mencionado.
En el interior de la basílica está el lienzo del pintor Juan Manuel Núñez Báñez, un cuadro de finales del siglo XX, donde vemos otra representación del mismo acto bautismal, que daría pie a la cristianización de América. 


Pero, ¿qué tenía Colón con Guadalupe?
No lo sé ciertamente, quizá sólo su enorme belleza monumental; el caso es que ya antes del bautizo, Guadalupe era lugar colombino de referencia. De hecho, en el monasterio está enterrado Enrique IV, padre de la joven Juana la Beltraneja, y el mismo monasterio jerónimo se había posicionado a favor de ella contra Isabel de Castilla -igual que Pedro Madruga hiciera en Galicia. Recordemos que Madruga perdió todo por apoyar a Juana la Beltraneja, legítima heredera de Castilla y que pretendía unir con Portugal. Pero ganaron los catalanes y fundaron España... Perdió Galicia y se vio sometida a la "doma y castración" durante cuatro siglos!!... Se reinventó la historia de Galicia y se falseó, y se obligo a Madruga a mudar de identidad. Si leeis la historia de Galicia en la wikipedia portuguesa veréis que se acerca mucho más a la verdad, porque desde Castilla se tergiversó para no perder el linaje que en realidad le correspondía a La Beltraneja.
A Galicia le salió muy cara esta pérdida. Los reyes católicos,  no sólo prohibieron la lengua más culta que había (el galaico portugués de entonces, usado ya por Alfonso X el sabio en sus Cantigas), sino también se impuso el clero desde Castilla, y toas las instituciones galacias fueron eliminadas. No se podía construir por encima de dos alturas en las casas nobles (por eso nacieron los pazos), como siempre señala Fernando Alonso Conchouso con acierto.

No sólo Pedro Madruga perdió la guerra con los RRCC, sino Galicia entera la perdió... Por eso, hoy no conocemos toda la historia como fue! Y hasta el resurdimento en el XIX, este pueblo estuvo pagando con creces su posición, no contra Isabel de Castilla, sino en realidad contra el verdadero enemigo que era Fernando el Católico! El gran castigador de Colón, y que incluso le robó su descubrimiento para otorgárselo a Américo Vespucci...

Salvo los Fonseca de Santiago de Compostela, que se habían unido a Isabel, Galicia perdió muchísimo de su auge entonces con la caida en desgracia de la Beltraneja. Por eso, también los mayores enemigos de Colón en America son los Fonseca (Rodriguez Fonseca, que era primo de Alonso de Fonseca), colocado como intendente de Indias por los reyes para vigilarle en las colonias.

Recordemos que la reconquista contra los moros se hizo desde aquí, aunque se atribuya a Asturias por ser el ultimo lugar sin invadir por los árabes. Pelayo era rey de Asturias ¡y Galicia! y los nobles de esta tierra eran los encargados de luchar y recuperar el territorio invadido por los moros. 
Recordemos también que los propios reyes católicos eran de linaje gallego, pues ambos eran primos segundos -razón por la que no podían casarse, pero lo falsificaron con la ayuda del corrupto papa Borgia, que también era español- y eran de la casa Trastámara (Tras el rio Tambre) que es uno de los focos originarios de grandes linajes gallegos, junto a los Soutomaior.

Por eso, por sus conquistas, algunos Soutomaior tenían posesiones en Moguer y Palos de la Frontera, a los cuales Colón/Madruga irá a pedir ayuda para partir desde allí en su expedición, como por ejemplo Paio Gómez Charino de Soutomaior, que ganó Sevilla a los moros y a cambio el rey le entregó la villa de Palos de la Frontera. Colón irá allí a pedir ayuda a sus familiares porque todo se movía mediante relaciones familiares, algo que los académicos parecen haber olvidado... Nada es casual en los movimientos de Colón, pues siempre actúa pidiendo apoyos a familiares de los Soutomaior.  

Pero siguiendo con Guadalupe, Isabel la Católica también lo convertiría en uno de sus lugares preferidos. De hecho Colón  le daría ese nombre a una de islas de las Antillas.
El descubridor  había visitado este monasterio varias veces antes, e incluso se ofreció a volver allí en peregrinación, mediante un voto en alta mar, si se salvaba del naufragio durante el primer viaje. Así fue, y Colón lo testimonió en su Diario de a bordo, retornando posteriormente allí. 

El historiador Juan Manzano menciona tres visitas seguras  de Colón a Guadalupe: 1486, 1493 y 1496. Consuelo Varela cita también que realizó de tres a cinco visitas, pero es probable que fuesen más, aunque bajo su otra personalidad: Pedro Alvarez de Soutomaior. 

Hay un hecho, y es que Colón siempre se mueve en el entorno de Portugal: Salamanca,  Valladolid, Cáceres (Guadalupe), Córdoba, Sevilla y Huelva...  ¡Siempre se movía alrededor de la Ruta de la Plata, la misma que conduce de Andalucía a Galicia. Parece como si necesitase  tener a su lado la frontera lusa! Es curioso y casi increíble que sin tener ningún tipo de pruebas, salvo meras especulaciones interesadas, los catalanes todavía quieran atribuírselo!

Guadalupe: http://goo.gl/maps/DHZHx
http://goo.gl/maps/NuXfk



Para saber más :
Os recomiendo el museo virtual de Fernando Alonso Conchouso
La web del descubirdor de la identidad de Colón Alfonso Philippot.
También la web del bisnieto de Garcia de la Riega, descubridor de la cuna de Colón en Poio.


[1] C-15: Libro primero de bautismo, fol. 1v